• Anna Martí Borràs

¿Cómo cuidar de tus hormonas?

​¿QUÉ SÓN LAS HORMONAS?

La palabra hormona viene del griego y significa ‘poner en movimiento, excitar’.

Las hormonas configuran un sistema de comunicación en nuestro cuerpo que acciona la actividad en nuestros órganos y células, son mensajeras que transportan y transmiten información.

https://www.teresacucalacollage.com/product-page/lámina-vuela
Vuela, collage de Teresa Cucala.

Son sustancias químicas secretadas por las glándulas endocrinas como la pineal (hipotálamo o hipófisis), el páncreas, la tiroides, el timo, las suprarrenales, los ovarios y testículos.


¿te has dado cuenta cómo te relacionas con tus hormonas?

"Estoy muy hormonal", "Tengo las hormonas revolucionadas", "¿Te va a venir la regla?", etc.


¿Reconoces alguna de estas frases? Son frases con una carga negativa sobre nuestras hormonas y su influencia en el estado emocional de las mujeres. Y es que desde niñas recibimos mensajes constantes sobre nuestro cuerpo, nuestra fisiología, como si fuéramos seres incontrolables, como si en nuestra ciclicidad hubiera algo malo que debería ser contenido y civilizado.

Un mensaje inconsciente que señala que por “culpa de nuestras hormonas” las mujeres somos emocionales, irracionales, imprevisibles.

Les atribuimos la causa de nuestra facilidad para el llanto durante el embarazo, que es cuando hay una gran subida de la progesterona, el estrógeno y la oxitocina, "tenemos nuestras hormonas disparadas", cosa que nos permite ser más sensibles, vincularnos con el bebé y recordar nuestra vida intrauterina; la irascibilidad en fase lútea, cuando después del pico de la LH que permite la ovulación hay una subida de la progesterona que trae una necesidad de autocuidado que se puede manifestar en un deseo de estar más con nosotras mismas y menos aceptando las convenciones sociales, etc.


Cambiando el significado hacia tus hormonas

Como vemos, las hormonas son las sabías que nos permiten drenar el exceso emocional en nuestro interior, nos hacen sensitivas, nos hacen sentir la necesidad de poner límites, nos enseñan como cuidar de nosotras mismas para estar en paz.

Su desbalance es un camino más de autoconocimiento y escucha de aquello que no ha estado satisfecho en ti, un nuevo espacio para permitirte ser tu misma, sin más disculpas por sentir.


Las hormonas son mensajeras, que participan en muchas de las funciones corporales como la regulación del sueño, el metabolismo, el crecimiento, el desarrollo y la reproducción. Ejerciendo una acción de homeostasis que permite la autorregulación y equilibrio en todo el organismo, que aunque las vinculamos mucho a lo femenino, al sistema sexual y reproductivo, están presentes tanto en hombres como en mujeres.


Lo que sucede es que las mujeres somos maestras del movimiento hormonal, porque desde nuestra menarquía, mensualmente navegamos por cuatro fases hormonales principales:

  • Fase folicular: hormona folículo estimulante (FSH) y estrógenos.

  • Ovulación: hormona luteinizante (LH).

  • Fase lútea: progesterona y estrógenos (en menor cantidad)

  • Menstruación.

En este ciclar, las hormonas se encadenan de forma orgánica, para permitir el impulso de la vida en nuestro cuerpo. Es importante, cambiar el significado consciente e inconsciente que les hemos otorgado y reaprender a sentirlas, confiar en la intuición y leer los síntomas emocionales como parte de la presencia hormonal en nuestro cuerpo.


Por ello, en vez de pensar en tus hormonas como algo alejado de ti, molesto que afecta a tu vida, como una condena que te pasa, empieza por percibirlas como una parte de ti que somatiza y se desequilibra para cuidarte, haciéndote saber que debes ajustar en tu estilo de vida para estar en coherencia con tu corazón, con tu propósito vital de autocuido, respeto y salud emocional.


Así que, no reduzcas el cuidado de tus hormonas solo a acciones externas como una buena alimentación, sino también comienza a escuchar y sentir el movimiento de las hormonas como otros caminos de autobalance. Te invito a estar presente con tu desbalance, sentirlo sin intentar cambiarlo, preguntarle que te quiere decir, que mensaje tiene para ti, como puedes acompañarlo para que pueda expresarse y tú tengas mayor bienestar.


hábitos para cuidar tu salud hormonal

Para recapitular y bajar todas estas reflexionas a acciones prácticas te propongo empezar por estos 3 pilares:


1. Obsérvate.

Te invito a investigar, como una científica que sin juicios mira lo que hay: ¿Qué emociones se despiertan?, ¿Qué pensamientos te atraviesan?, ¿En qué fase de tu ciclo, se da? Date el permiso de descubrir como todo ello, habla de ti, tu singularidad y una nueva ruta de autoconocimiento y guía contigo misma.


2. Ponte en duda.

No te creas todo lo que pasa por tu mente, no te tomes todo tus pensamientos de exigencia, insuficiencia y juicio como certeros, continúa siendo una científica que pone en duda los hallazgos, que los interroga, tomando distancia. ¿De dónde nace esta creencia sobre mí, mi cuerpo, esta emoción que brota?

Date el permiso de cambiar el significado que hasta ahora has establecido sobre tu fisiología, tus hormonas y tus emociones.


3. Siéntete.

Las narrativas, las creencias y los pensamientos pueden contarte una historia sobre quien eres, pero la verdad sobre ti misma está en el sentir. El sentir tu cuerpo, su movimiento cambiante y reconocer de qué te habla. Si eres de las que pone mucha lógica en todo, quizá esto sea un verdadero desafío, aunque es la clave para recuperar tu poder y en vez de dejarlo en lo que los otros dicen, ponerlo en lo que tú sientes.


¡Sé tu mayor aliada!
Atender el cuerpo como Doulas que sostienen, escuchan y están en presencia sin querer cambiar nada, apoyando con compasión y amor. Viendo toda la capacidad de sanación y salud que tu cuerpo tiene en sí mismo.

Espero que este artículo, amplíe la visión sobre ti misma y tus hormonas.


------------

Bibliografía

Pérez San Martí, P. (2015). Manual Introductorio a la Ginecología Natural.Chile: Ginecosofia Ediciones.

Pérès, M.P., LeBlanc, S.M. (2015). Sabiduría y Poder del ciclo femenino. Barcelona:Ediciones Obelisco.


Soy Anna y te ofrezco dos procesos que integran cuerpo, mente, emociones y espíritu donde explorar tu salud hormonal y ser soberana de tu cuerpo, tus emociones y tu vida:

  • Tierra Fértil, un proceso para potenciar tu fertilidad natural.

  • Amor a la Matriz, un proceso de autoconocimiento cíclico.

Si te resuena puedes agendar una entrevista gratuita aquí.





Entradas Recientes

Ver todo